15:50

Material básico de dibujo



Para realizar un buen dibujo la calidad del material no es realmente importante. No hace falta disponer de mucho material para dibujar ni es muy caro. Necesitaremos:

Soporte: Cualquier soporte plano y liso nos servirá. Desde una mesa a un soporte de cartón para dibujar al aire libre nos será útil. Es importante que no presente rugosidades y que esté limpio. 

Lápices: Existen dos tipos de lápices de grafito, los duros (H) y los blandos (B). Los lápices duros permiten realizar trazos muy suaves y precisos. Los lápices blandos en cambio permiten realizar trazos más oscuros, borrosos y propensos al difuminado. El lápiz HB es un lápiz de transición. Deberemos ir cambiando de lápiz según el tipo de trazado que nos interese hacer en cada momento. Para realizar el esbozo, si queremos que sea impecable, nos convendrá más un lápiz H por ejemplo, mientras que para realizar sombras es más conveniente un lápiz blando. Con que dispongamos de un lápiz H o HB, un lápiz 2B y un lápiz 4B ya es más que suficiente. Yo suelo utilizar únicamente un lápiz HB que combino con un 4B para remarcar las sombras más intensas, que otorgan mayor realismo a las obras.  
Si queremos dar color a nuestro trabajo necesitaremos lápices de colores. Se pueden comprar packs con distintas gamas. Uno básico bastará.

Papel: Existe papel de grano grueso, medio, fino y satinado (sin rugosidad). Lo más útil por regla general es papel de grano fino o medio con un mínimo de grosor y consistencia. El satinado no es práctico para dibujar a lápiz ya que es demasiado resbaladizo. Grano grueso únicamente es práctico para dibujar con carboncillo. Las láminas de diferentes tamaños se venden por separado o en forma de blocs. Lo más común es utilizar láminas Din A4.
Además son necesarios también: un trozo de papel cualquiera que nos permita desgastar la mina del lápiz si es demasiado puntiaguda y que nos sirva para hacer las pruebas que creamos convenientes.
A medida que avancemos en el dibujo necesitaremos colocar un papel debajo de la mano con la que estamos dibujando para evitar difuminar y ensuciarlo todo. Un folio de oficina mismo nos servirá.

Goma de borrar: debe tener preferentemente bordes puntiagudos y aristas no redondeadas para que podamos ganar precisión a la hora de borrar. La función principal de la goma de borrar no es únicamente corregir trazos defectuosos como se suele creer sino que es esencial para añadir luces, formas y texturas a nuestros dibujos.

Sacapuntas: Como más punta tenga el lápiz más preciso será el trazo. Nunca debemos sacar demasiada punta al lápiz porque puede romperse o dejar grumos en el papel y no nos permitirá hacer sombreados ni tonos monótonos. Un buen consejo es desgastar la punta del lápiz en el papel de pruebas para hacer que presente una superficie plana y uniforme que luego utilizaremos para dibujar. 

Aparte de todo esto debemos tener en cuenta varios factores imprescindibles:
Debemos estar preferentemente sentados; bien sentados. Espalda recta y que los brazos queden al nivel de la mesa para que los podamos apoyar. Largas horas de trabajo luego pueden pasar factura. 
La luz debe venir de la izquierda si somos diestros y de la derecha si somos zurdos. Si no es así nos haremos sombra a nosotros mismos y no veremos correctamente nuestros propios trazos en el papel.


1 comentarios:

Harley Langdon dijo...

Gracias por esto! Comenzaré clases de dibujo pronto y aún no le pregunte a mi profesor que necesito, pero al menos ya sé lo básico.

Publicar un comentario